Transformando ideas

25 septiembre 2020

Un cuento hecho pastel: La Leyenda de los Volcanes

Nos tocó elegir cuento en el reto Un Cuento una Galleta que organiza Patricia Blanco de Paty's Cake y como todo septiembre es el mes Patrio aquí en México, teníamos que elegir un cuento tradicional mexicano. 

 

 

En un principio no estábamos seguros sobre cual elegir, porque cuando pensamos en cuentos mexicanos ninguno se nos venía a la mente, hasta que una amiga me recordó que nuestros cuentos populares generalmente fueron primero leyendas. ¡Y leyendas sí que nos sabemos muchas! 

 


Así que elegimos la Leyenda de los Volcanes o la historia del volcán del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl. Cuenta la historia que en tiempos prehispánicos vivieron Iztaccíhuatl, una bella princesa, y Popocatépetl, un valiente guerrero. Antes de partir a la guerra, Popocatépetl pidió la mano de la princesa Iztaccíhuatl, la cual fue concedida siempre y cuando regresara sano y salvo de la guerra para desposarla. Sin embargo la princesa murió antes. Cuando Popocatépetl regreso victorioso de la batalla, se enteró de la muerte de su amada y para honrar su amor, la colocó cubierta con un manto blanco sobre la cima de una gran montaña y con una antorcha humeante en la mano se arrodilló para velar su sueño. Desde entonces, los dos permanecen juntos convertidos en dos volcanes, uno cubierto de nieve y el otro que se mantiene humeante. 

 

 

En esta ocasión la idea, el diseño y la ejecución corrió a cargo de Pablo. Así que el mérito es completamente de él.  Yo solo tomé las fotos y di mi opinión en un par de ocasiones.

 

El pastel es el busto de un Guerrero Águila, como lo fue posiblemente Popocatépetl, con su tocado en forma de águila con el pico abierto y el penacho lleno de plumas, así como sus joyas, las cuales eran permitidas solo a los mejores guerreros.

 

 

El torso está hecho de un pan de vainilla, relleno de crema de mantequilla y cubierto en fondant; la cabeza es de chocolate para modelar, con aplicaciones de pasta de azúcar y plumas de hojas de arroz o waferpaper.

 


Les cuento que este es el primer busto que Pablo realiza después de un curso que había tomado hace algunos años y en lo personal me ha encantado.  Pablo es el encargado de modelar todas las figuras de los pasteles, así que tiene mucha experiencia modelando, pero para hacer bustos  se requiere de otras habilidades.

 

¿Qué te ha parecido este trabajo? ¿Quieres otras ideas para una fiesta entorno a la leyenda de los volcanes? Aun quedan unos días antes de que termine Septiembre, así que mira el trabajo de nuestras compañeras en este link

2 comentarios

Acuarela © - DISEÑADO POR HERPARK